8 síntomas sobresalientes de insuficiencia renal que necesitas saber para controlarlos

Según estudios la insuficiencia renal es cuando los riñones pierden la capacidad de filtrar suficiente cantidad de desechos de la sangre y de regular el balance corporal de sal y agua.

Sin embargo con el paso de los años nuestros riñones suelen disminuir la producción de orina o dejan de producirla por completo. Los productos de desechos y el agua se acumulan en el cuerpo.

Por lo tanto esto puede causar un exceso de líquidos que puede poner en peligro la vida (como la insuficiencia cardíaca congestiva).

Una acumulación peligrosa de los productos de desecho en la sangre y cambios intensos en la composición química de la sangre, que con el tiempo pueden afectar la función del corazón y del cerebro.

8 síntomas comunes de la insuficiencia renal aguda:

1. Hinchazón / Inflamación

Este síntoma es uno de los más característicos de la insuficiencia renal aguda y por ende lo enumeramos como uno de los primeros y es que, cualquier mal funcionamiento de los riñones es señal de que la sangre no se está purificando, lo que resulta a su vez en acumulación de residuos. La retención de líquidos puede generar hinchazón tanto en las piernas como en los pies y es una de las señales más fáciles de detectar para comprobar si tus riñones están cumpliendo adecuadamente con su función o no.

2. Patrón / ciclo urinario

La salud de tus riñones puede detectarse inmediatamente por el color, textura y dificultad o facilidad para orinar, los siguientes síntomas son los principales que te notifican si estas bajo este patrón, de ser así, acude a tu médico:

  • Problema para orinar
  • Necesidad de ejercer presión extra mientras orina
  • Color oscuro o pálido de la orina
  • Ganas poco frecuentes y pequeñas cantidades de orina
  • Orina espumosa
  • Habitual necesidad de orinar por las noches

3. Erupciones cutáneas

Cuando el cuerpo presenta acumulación de residuos en el cuerpo, puede notarse incluso mediante la textura y el color de la piel, una sensación de comezón, erupciones cutáneas y piel malsana son uno de los tantos síntomas que pueden indicarte que estas padeciendo insuficiencia renal aguda.

4. Fatiga/ cansancio

La eritropoyetina o EPO es una hormona que se produce en el riñón y controla la secreción de glóbulos rojos, por lo que, al ellos dejar de funcionar, la producción de la misma hormona se ve afectada y genera fatiga y pérdida de energía. Si llegas a sentirte mareado y cansado durante el día y además percibes un cambio de textura en la orina, no debes por nada del mundo demorarte en visitar al médico.

5. Falta de aliento

La sangre no purificada es resultado del mal funcionamiento de los riñones y cuando esto sucede hace que el conteo sea bajo, mientras más bajos sean los glóbulos rojos en el organismo, menor será el oxígeno que las células y tejidos reciben y por consiguiente, se experimentará la falta de aliento.

6. Sabor de metal en la boca

Cuando el cuerpo tiene exceso de residuos, se altera la manera en que las personas prueban la comida, lo que también es indicio que los riñones no están filtrando bien los fluidos corporales, dejando un sabor metálico en la boca y mal aliento.

7. Dolor en la espalda baja

Los riñones en el cuerpo se sitúan un poco más cerca de la parte superior de la zona posterior del cuerpo, de hecho, cuando el dolor frecuente de la insuficiencia renal aguda se presenta, normalmente se manifiesta en esta región, indicándote que algo está mal con tus riñones.

8. Menor concentración, náuseas y mareos

La anemia normalmente genera menor concentración, mal funcionamiento de los riñones y además disminuye el suministro de sangre al cerebro, haciendo que la concentración sea deficiente. A menudo, quienes padecen de insuficiencia renal aguda les toca lidiar con problemas de náuseas, aturdimiento e incapacidad para recordar las cosas.

La insuficiencia renal aguda puede complicarse con demás enfermedades graves, en ocasiones los síntomas pasan desapercibidos o pueden atribuírseles a otra enfermedad subyacente. Normalmente, cuando se está bajo la sospecha de padecer dicha enfermedad se realizan una serie de exámenes de sangre y orina, las alteraciones que pueden aparecer en ellos son las siguientes: reducción del volumen de orina (menos de 500 mililitros), incremento en sangre de la urea y creatinina y electrolitos altos como el potasio.

En ocasiones, suele ser necesario hacer una ecografía abdominal y una biopsia renal que permita conocer la causa de la insuficiencia renal aguda, mientras más rápido se determine la enfermedad, más probabilidades habrá de recuperar la función renal puesto que esta enfermedad hace que se produzca la pérdida permanente de la función renal y quienes la padecen requieren diálisis constantes o trasplante de riñón para poder sobrevivir.

Aunque sea una enfermedad más común en quienes ya se encuentran hospitalizados, como los que están en cuidados intensivos, suele ser secundaria a cirugías complicadas, infecciones generalizadas o como resultado de lesiones graves o bien, cuando el flujo de la sangre de los riñones se interrumpe, sin embargo esto puede ser reversible porque la severidad suele ser variable y puede que se requiera tratamiento por un tiempo.

Sin embargo, también puede generarse un descenso del filtrado al reducirse la presión de filtración por disminución de la presión arterial o una hipovolemia importante, otra de las causas de esta enfermedad son las que se presentan cuando se produce un cuadro obstructivo que no permite la eliminación del filtrado como cuando hay obstrucción prostática o por compresión uretral por masas o ganglios.

También existen otros factores que predisponen la aparición de esta enfermedad como lo son: la edad avanzada, infección crónica, diabetes, hipertensión arterial, trastornos inmunológicos, problemas renales y hepáticos de base, hipertrofia prostática y obstrucción vesical. Como puedes darte cuenta, la función renal es bastante importante en el organismo, si te encuentras bajo alguno de los síntomas mencionados al inicio, acude inmediatamente al médico para mayor prevención, mientras más rápido lo controles, mejor calidad de vida podrás tener.